Los evangelios son vergonzosos para los apóstoles

Por Erik Manning

Si quieres que la gente confíe en sus líderes, lo normal es que intentes pintarlos de la mejor manera posible. Tú no te esfuerzas  en socavar su autoridad. Pero eso no es lo que vemos en los Evangelios. Los que eventualmente dirigirán la iglesia a menudo parecen impulsivos, incompetentes, jactanciosos y estúpidos. Si se supone que los Evangelios son relaciones públicas para los apóstoles, su equipo de propaganda fue un fracaso rotundo.

Este tipo de información es lo que los estudiosos del NT (Nuevo Testamento) llaman los criterios de la vergüenza. En su libro, Marginal Jew, Meier escribe:

El punto del criterio es que la iglesia primitiva difícilmente se habría esforzado en crear material que sólo avergonzará a su creador o debilitará su posición en los argumentos con los oponentes.

Marginal Jew (Judío Marginal)

 

Esos Discípulos Incrédulos

Veamos el Evangelio de Marcos, ya que la mayoría cree que es el más antiguo. Marcos nos dice que los discípulos eran a menudo incrédulos. Cuando se encontraron con una tormenta al cruzar un lago, los discípulos entraron en pánico. (Mc 4:35-41) Acusaron descaradamente a Jesús de no preocuparse por ellos, y Jesús les reprendió por no tener fe. También se aterraron  al ver a Jesús caminando sobre las aguas sólo dos capítulos después. (Mc 6:50)

Cuando un hombre llevó a su hijo endemoniado a sus seguidores, los discípulos se mostraron demasiado incompetentes para ayudar al niño. Jesús los reprendió por su falta de fe. (Mc 9,17-19) Marcos también nos dice que la propia familia de Jesús pensaba que estaba loco. (Mc 3:21) Más tarde leemos en Hechos, 1 Corintios y Gálatas que Santiago y los otros hermanos de Jesús se convirtieron en líderes de la iglesia. (Hechos 15, 1 Cor 9:5, Gálatas 1-2) Hasta ahora, los futuros jefes de la iglesia de Jesús parecen un grupo lamentable.

Los Discípulos Eran Lentos

Marcos también nos dice que los discípulos fueron extremadamente lentos en el aprendizaje . Hacían preguntas sobre las parábolas de Jesús que él esperaba que ellos, de entre toda la gente, entendieran. A menudo se perdían los puntos principales de las parábolas (Mc 4:13; 7:18).

Jesús había alimentado previamente a una multitud de 5000 y más tarde a 4000 con unos pocos panes y peces. Poco después, Jesús dijo que debían cuidarse de la levadura de los fariseos. ¿Qué hicieron los discípulos en respuesta? Se pelearon entre ellos porque se habían olvidado de meter pan en la barca para cruzar el lago. Jesús tuvo que recordarles que la comida no era su objetivo ni un problema. Eso debería haber sido obvio para entonces. (Mc 8:14-21)

Los Discípulos Eran Groseros

Los discípulos eran notoriamente maleducados. Como mencioné antes, acusaron a Jesús de no preocuparse por ellos cuando estaba durmiendo durante la tormenta. Pedro tuvo la genial idea de reprender a Jesús cuando dijo que iba a ser sacrificado. Jesús llamó a Pedro Satanás en respuesta, así que sí, eso no cayó bien. (Mc 8:31-33)

Cuando la gente traía niños pequeños para que los bendijera Jesús, como si fueran ogros, sus discípulos intentaban echarlos. (Mc 10:13-14) Cuando la mujer ungió los pies de Jesús con un costoso perfume, Marcos nos dice que “la reprendieron duramente”.  No fue un movimiento suave. Jesús les dijo enfáticamente que la dejaran en paz. Ella tenía más valor para Jesús que todos ellos juntos. (Mc 14:4-9)

Los discípulos se peleaban por quién era el más grande, y Juan y Santiago tuvieron el valor de preguntarle a Jesús si podían sentarse a su derecha y a su izquierda cuando llegara a su reino. (Mc 9:33-34, 10:35-37) Está claro que no entendían el tipo de liderazgo de servicio que Jesús estaba modelando.

Cuando las cosas se ponen difíciles, los discípulos corren

En la hora más oscura de Jesús, se jactan de estar dispuestos a morir antes de abandonarlo. (Mc 14:31) Mientras Jesús oraba, todos se durmieron. (Mc 14:37-42) Y cuando fue arrestado, todos huyeron. (Mc 14:50) Pedro acabó negándolo tres veces al ser presionado por una sirvienta (Mc 14:66-72), y todos se ausentaron el día de la resurrección. (Mc 16:1-9) A pesar de que Jesús les dijo repetidamente que resucitaría tres días después. (Mc 8:31-32, 9:30-32, 10:32-34, 14:28) Incluso eruditos ateos como Gerd Ludemann utilizan el criterio de la vergüenza cuando argumentan a favor de la historicidad de la negación de Pedro. (The Resurrection of Christ, p. 162)

Por último, ¿quiénes se presentaron en la tumba? Las mujeres (Mc 16:1). Fueron las primeras testigos oculeares  de la tumba vacía. Esto es en sí mismo un detalle vergonzoso, ya que el testimonio de una mujer en el contexto del siglo I tenía muy poco peso.

“Pero que no se admita el testimonio de las mujeres, a causa de la ligereza y la audacia de su sexo” … (Josefo, Antigüedades, 4.8.15).
“Cualquier prueba que una mujer [da] no es válida (para ofrecer)” … (Talmud, Rosh Hashanah 1.8c).

Lucas nos dice que los discípulos pensaron que el testimonio de las mujeres era “una tontería”. No les creyeron. (Lucas 24:11) 100 años después, Celso se burlaría de los cristianos por creer en los cuentos de una mujer histérica. (Contra Celso  2.54)

Una vez más, si se supone que esto es propaganda cristiana para hacer que sus líderes parezcan buenos, o hacer que la historia de la resurrección sea más convincente, los escritores de los Evangelios se causaron problemas a sí mismos. En palabras del erudito NT Wright:

“Como historiadores, nos vemos obligados a comentar que, si estos relatos se hubieran inventado cinco años más tarde, por no hablar de treinta, cuarenta o cincuenta años más tarde, nunca habrían tenido a María Magdalena en este papel. Poner a María ahí es, desde el punto de vista de los apologistas cristianos que quieren explicar a un público escéptico que Jesús realmente resucitó de entre los muertos, como dispararse en el pie. Pero para nosotros, como historiadores, este tipo de cosas es oro en polvo. Los primeros cristianos nunca, nunca habrían inventado esto”.

The Resurrection of the Son of God (La resurrección del Hijo de Dios)

Detalles Vergonzosos en los Hechos

 Y tampoco es que las cosas estén bien en el Libro de los Hechos. Ya sabes, ese libro sobre los apóstoles tomando el liderazgo después de Jesús. Uno pensaría que Lucas los haría ver como que finalmente se pusieron de acuerdo. En lugar de eso, vemos que Pablo y Bernabé tuvieron una gran pelea por llevar a Marcos (¡el futuro escritor del Evangelio!) porque Marcos extrañó su casa y los dejó en medio del ministerio anterior. (Hechos 15:36-40) Marcos es mencionado más tarde en las cartas de Pablo, así que aparentemente, las cosas se arreglaron más tarde. (Filemón 24)

También había disputas racistas en la iglesia naciente de Jerusalén porque las viudas judías helenizadas estaban siendo descuidadas en la distribución diaria de alimentos. (Hechos 6:1)

Y aunque Jesús les dijo que llevaran el Evangelio a todo el mundo, fue necesaria una visión especial para que Pedro entendiera finalmente que estaba bien predicar a esos gentiles impuros, aparentemente años después. (Hechos 10)

Cómo se ve la Verdadera Propaganda Cristiana

Lucas y Marcos apenas hacen que los apóstoles sean santos. Ahora compara esto con otra propaganda cristiana. Eusebio escribió una biografía del emperador Constantino que fue muy cuidadosa, por decir lo menos. Omite astutamente que Constantino mandó matar a su propio hijo Crispo y a su otra esposa, Fausta. En cambio, Eusebio hace que Constantino sea un súper santo. Esto es lo que parece una verdadera propaganda.

Es difícil imaginar a los primeros cristianos inventando vergüenzas para sí mismos cuando ya tenían suficientes problemas por la persecución. Sin embargo, es difícil leer el Evangelio de Marcos sin llevarse una impresión negativa de los apóstoles. De nuevo, este es el más antiguo de los Evangelios según la mayoría de los estudiosos. Los testigos oculares aún estarían presentes, incluidos algunos de los apóstoles. Estas declaraciones negativas son fuertes indicaciones de que estas cosas se dijeron realmente. El estudioso del NT C.E.B. Cranfield concluye:

 “El hecho de que el material sea desconcertante y ofensivo… se conservará y llegará a Marcos dice mucho de la fiabilidad general de las fuentes utilizadas por él”.

Estos materiales autodestructivos son una razón más por la que podemos confiar en los Evangelios. Este tipo de pruebas no demuestran por sí solas que los Evangelios sean fiables, pero sí dan cierto apoyo a esta opinión. Es una parte de un caso acumulativo mucho mayor.

Recursos recomendados en Español: 

Robándole a Dios (tapa blanda), (Guía de estudio para el profesor) y (Guía de estudio del estudiante) por el Dr. Frank Turek

Por qué no tengo suficiente fe para ser un ateo (serie de DVD completa), (Manual de trabajo del profesor) y (Manual del estudiante) del Dr. Frank Turek  

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Erik Manning es un director del capítulo de Fe Razonable ubicado en Cedar Rapids, Iowa. Es un ex escritor independiente de béisbol y el copropietario del negocio de decoración antigua y hecha a mano con su esposa, Dawn. Le apasiona la intersección entre la apologética y el evangelismo.

Fuente Original Del Blog: https://bit.ly/3DgF9Rs

Traducido por Jennifer Chavez

Editado por Yatniel Vega García

The post Los evangelios son vergonzosos para los apóstoles appeared first on Cross Examined.

Read More

Cross Examined